>Cirugías para un escote perfecto

>

En la actualidad, mujeres de todas las edades recurren a la cirugía plástica para moldear su figura. Una de las partes del cuerpo que se busca mejorar son los senos.

Debido a cambios de peso o después del embarazo, muchas mujeres pueden sentirse a disgusto con la apariencia de sus senos, pues estos pueden ser considerados, demasiado chicos, grandes, disparejos o pueden ocasionar dolores físicos.

Existen tres procedimientos para mejorar el aspecto de esta parte del cuerpo: Aumento de mamas, reconstrucción mamaria y levantamiento de mamas, explica la página web Yagerplasticsurgery.com.

De10.mx presenta las diferencias entre estos tres procedimientos quirúrgicos,de acuerdo con información de la Asociación Mexicana de Cirugía Plástica.

Aumento de mama o mamoplastia de aumento. Es un procedimiento quirúrgico que aumenta el tamaño del pecho, una o varias tallas. Esta intervención es solicitada por aquellas que buscan corregir la diferencia de tamaño entre ambas mamas o la reducción del pecho que se produce tras el embarazo. También por mujeres que consideran sus senos pequeños y por aquellas que buscan una reconstrucción tras una cirugía.

Las candidatas para este tipo de intervención deben tener un buen estado de salud y estar emocionalmente estables.

Esta cirugía se realiza en un quirófano bajo anestesia general y si es necesario también anestesia local más sedación.

A través de una pequeña incisión alrededor de la areola, en el surco bajo el pecho o en la axila, se levanta el tejido mamario y se coloca la prótesis.

Esta técnica es muy segura, siempre y cuando se realice por un cirujano plástico certificado.

La recuperación es rápida y en poco tiempo se puede volver a las actividades cotidianas. El cirujano ofrecerá las recomendaciones y ejercicios a realizar en las siguientes 2 a 3 semanas luego de la intervención.

Reducción mamaria o mamoplastia de reducción. Procedimiento quirúrgico que disminuye el tamaño y moldea las glándulas mamarias grandes. Esta intervención es solicitada por mujeres que buscan senos proporcionales al resto del cuerpo o aquellas personas que sienten dolor en hombros, cuello y espalda debido al peso mamario.

Las candidatas a este tipo de procedimiento son las mujeres que buscan aliviar un problema físico y que el exceso de volumen de su pecho interfieren en sus actividades físicas. Para realizar esta intervención se debe esperar hasta que la mujer se haya desarrollado completamente. No está recomendado para quienes deseen dar pecho tras el embarazo.

La cirugía dura entre 2 y 4 horas, y el paciente es anestesiado completamente. Se realiza en un quirófano y debe ser practicado por un cirujano certificado.

El cirujano retira el exceso de piel, grasa y mama mediante una incisión en forma de ancla hecha alrededor de la areola.

La cirugía es segura, siempre que la realice un cirujano plástico certificado.

Luego del procedimiento, habrá molestias leves y se recomienda usar un brasier post quirúrgico especial hasta que el médico lo indique. Se deberán de realizar todos los cuidados y ejercicios sugeridos por el especialista.

Levantamiento de mamas o mastopexia. Este procedimiento, similar a la reducción mamaria, es una opción para moldear el pecho luego de que éste perdió volumen y firmeza a causa del embarazo, la lactancia o la edad.

Las candidatas a someterse este tipo de cirugías son las mujeres sanas, emocionalmente estables, que tengan el pecho caído.

La intervención dura de 2 a 3 horas y media, y debe ser realizada en un quirófano por un cirujano plástico certificado.

Las incisiones comprenden una área de la mama en la parte de piel que se va a quitar y donde se colocará el pezón y la areola en su nueva posición más elevada. Cuando la mama es pequeña y está poco caída la incisión se coloca sólo alrededor de la areola. En algunos casos es necesario colocar una prótesis debajo del tejido o del músculo para brindar volumen.

Aunque esta técnica no supone ningún riesgo, sí deja cicatrices permanentes y visibles; además, algunos pacientes pueden experimentar una disminución parcial o total de la sensibilidad del pezón.

Se podrá volver a la vida normal a los 2 días de haberse realizado la operación; sin embargo, el paciente deberá seguir las indicaciones del cirujano plástico durante las siguientes semanas.

Tips adicionales

Si piensas realizarte alguno de estos procedimientos quirúrgicos, el sitio electrónico Xetica.com, especializado en cirugía plástica, recomienda tomar en cuenta los siguientes consejos:

1. Asegúrate de que el cirujano tenga certificación y experiencia en la intervención específica a la que te someterás.

2. Consulta en más de un centro. Entrar en un quirófano no debe decidirse por impulso. Infórmate y asegúrate de que la técnica y el resultado final sean los más adecuados a tus características físicas.

3. Certifica que la anestesia que recibirás será la más segura, adecuada. Verifica también que el equipo de anestesistas esté formado sólo por médicos especialistas de primer nivel.

4. Si tienes la posibilidad, pregunta a amigos o conocidos, busca a personas que se hayan operado en el centro que selecciones y escucha sus experiencias.

5. Acude a un centro debidamente certificado por las autoridades sanitarias. No tomes ningún riesgo innecesario y elije poniendo siempre en primer lugar tu seguridad personal.

¿Has pensado en someterte a un procedimiento quirúrgico de este tipo?

Advertisements
This entry was posted in salud. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s