>"¿Ya acabaste?", lo que ellas no deben decir en la cama

>

Aunque ya sabemos que lo que se quiere en el sexo salvaje es que se nos pierda el respeto, después de todo hay ciertas reglas de… cortesía, de etiqueta sexual, digámoslo así.

Sí, en la cama también hay ciertos códigos de lo que se debe o no hacer, decir o no, en el caso masculino y femenino. ¿Cuáles son estos? Comenzaré con las cosas que ella nunca debería decir, sobre todo, en la cama. Chicas, después de todo hay que ser amables. Como dicen: “Lo cortés no quita lo valiente”.

Aquí mi selección de acuerdo con los casos más comunes:

1.- “¿No tenías que irte temprano para trabajar mañana?”: Sabemos que hoy las mujeres son más independientes en el terreno sexual y que en muchas ocasiones los encuentros suceden en sus departamentos de solteras. Sí, sabemos que ellas como ellos se cansan y lo único que desean luego de una sesión de sexo intenso es dormir. ¿A los hombres esto les causa sorpresa? Cada vez las mujeres queremos menos el arrumaco al final del sexo, sobretodo con alguien que no consideras parte de una relación seria. Pero soltar de pronto esta frase puede ser incómodo para el hombre en turno que, después de todo, tiene su corazoncito.

Si quieres que se vaya temprano o no se quede a dormir en tu casa, mejor decirlo desde antes y déjale en claro que quien se debe levantar temprano eres tú, así no arruinarás el post-coito con una frase así. Él sabrá entonces qué hacer y no será incómodo para nadie.

2.- “¿En serio? Ni siquiera lo estaba intentando…”: Seguramente alguna vez un chico te ha dicho que eres maravillosa en la cama y que lo dejaste mirando el cielo luego de un súper orgasmo. Y si él te lo dice y para ti, en verdad que no ha representado gran desempeño ni esfuerzo alguno. Es algo que, digamos, te sale con naturalidad. Entonces ¿qué habría de malo en decirlo? Lo dices y arderá Troya. Ellos siempre quieren saber que estás haciendo ese gran papel gracias a ellos, y si se dan cuenta que tú estás pensando en la ropa que llevarás a la tintorería… ¡Error!

3.- “A mí el tamaño no me importa”: Puede parecer una frase muy inocente y hasta gentil. Nada más lejos de la realidad. Le dices a él que te encanta cómo lo hace y que te fascina su miembro, pero no que su tamaño no te importa o entonces podrá leerse entre líneas que, pese a todo, su pequeño pene no te disgusta del todo. Aunque a veces el arrebato de emoción te haga soltar frases como ésta, no permitas que tu subconsciente te delate.

4.- “¿Ya acabaste?”: Es fácil soltar al aire esta frase tan natural, pero a veces, las mujeres lo saben, se trata de algo muy real. De pronto, los hombres pueden hacer tantos ruidos y pasa de todo en la cama que al final la eyaculación podría no sentirse del todo. Si esto ocurre, lo mejor es cerciorarse con los elementos que uno tiene, por ejemplo, la mano, para determinar si el hecho en efecto ya terminó. Preguntarle esto acabará con su ego en un segundo.

5.- “¿Ya te cansaste?”: Como a las mujeres a los hombres también les ocurre que, cosa extraña, ¡se cansan durante el sexo! Preguntárselo, sobretodo si es evidente, puede hacerles pensar que además de que no te está gustando su rendimiento sexual, este hombre en cuestión tiene muy poca energía en comparación contigo. Sería más amable decir, “podemos tomar un descanso” o no decir nada y ¡seguir!

6.- “¿Puedes hacerlo más rápido? Me tengo que ir”: La frase más antisexy que pueda existir. Si ella tiene mucha prisa mejor que lo deje para otro día, pero decirle a él que se apresure a terminar para entonces ponerse su ropa e irse, en ese caso, mejor no hacer nada. Para el sexo, incluso el más rápido, se necesita tiempo, esfuerzo y concentración para estar allí y no en ningún otro lugar.

7.- “¿Has pensado en hacer ejercicio?”: A la mitad del acto sexual esta frase puede ser devastadora para todo ego masculino. No sólo se supone que es él quien debe ser el mejor amante del mundo y ser quien te dé el mejor sexo que jamás hayas recibido, sino que además tiene un cuerpo espectacular, al menos no percibe lo que tú consideras defectos o “detallitos”. Si consideras que necesita pasar un buen rato en las pesas, entonces sugiere que ambos se ejerciten. Así, además de que te servirá a ti, se divertirán y pasarán más tiempo juntos.

No te pierdas este viernes la segunda parte: lo que ellos nunca deben decir en la cama.

Advertisements
This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s