>¿Te has quedado dormido? ¡Mientras tienes relaciones sexuales!

>
Dormirse luego del acto sexual podría parecer normal y hasta necesario, pero hacer el acto sexual dormido, con su preámbulo y su acto final, en los brazos de Morfeo ya es otra cosa. A eso los psiquiatras le han llamado “sexomnio” o insomnio sexual.

El Dr. Paul Fedoroff, de Ottawa, junto con un grupo de científicos canadienses, está dedicado a la tarea de desentrañar los misterios de este extraño padecimiento que ya ha sido comprobado, numerosas veces, que existe.

En un artículo publicado en el Diario Canadiense de Psiquiatría, el grupo de investigadores presentó un artículo en el que se explica que a pesar de que existen muchos casos de sexomnio los afectados evitan hablar del tema con sus médicos, por vergüenza, por temor o desconocimiento.

El doctor Colin Shapiro, director de la Clínica del Sueño y Alerta del Toronto Western Hospital (Canadá), explica que este padecimiento se trata de una perturbación del sueño REM.

El sexomnio no es más que llevar a cabo una acción sexual o sensual, desde caricias sencillas hasta la consumación del acto sexual. Sin embargo, los investigadores han descubierto que otras acciones como el desnudismo y las palabras de alto contenido sexual están incluidas en el repertorio.

Un estudio realizado por el Centro de Trastornos del Sueño de Minnesota y el Centro de Narcolepsia de la Universidad de Stanford analizó a 31 afectados por sexsomnio y concluyó que el 31 por ciento de ellos presentó episodios de masturbación y el 45 por ciento de caricias sensuales. Al día siguiente, quienes padecen de sexomnio, no recuerdan absolutamente nada de lo que ocurrió.

Lo único que los especialistas no han podido descifrar son las causas de este padecimiento: hay algunos que dicen que puede relacionarse con el estrés, el abuso de las drogas o el alcohol o por factores genéticos, pero no siempre aplica igual. Los especialistas tampoco saben aún qué regiones del cerebro intervienen para generar la conducta.

A veces podría ser divertido si ocurre una vez pero cuando se vuelve recurrente puede ocasionar graves daños a la relación de pareja de manera física o psicológica.

Advertisements
This entry was posted in adultos. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s