>10 sorpresas que erotizan a las mujeres

>

A todos, hombres y mujeres, nos gustan las sorpresas. Se trata de algo inesperado y, que sin embargo, nos encanta (en el mejor y la mayoría de los casos). Sobre todo porque la sorpresa no es sólo para el que la recibe, sino también para el que la da. Si hay la misma satisfacción al dar, lo que viene de regreso será mejor. En el sexo aún más y es algo que los hombres, al parecer, no han entendido del todo.

Si un hombre ofrece una sorpresa sexual a su mujer deberá saber que ella le retribuirá con el doble de lo que él está ofreciendo. Por eso, véanlo chicos, como una inversión más que como un acto que les va a agotar energías e imaginación.

Generalmente leemos o escuchamos lo que ellas pueden hacer para ellos (como en mi entrega pasada) y porque se supone que somos nosotras las más detallistas, creativas, imaginativas y con más y mejor plan para crear una magnífica sorpresa. Muchas pueden ser algunas variaciones de lo que generalmente se piensa para los hombres.

Pero es hora que ellos también pongan manos a la obra para dar placer a sus mujeres. Por eso, aquí una lista de las 10 sorpresas sexuales que pueden gustarle (y ser correspondidas con la misma pasión) al género femenino. ¿Te atreves?

1. Las mujeres también tenemos fantasías y también se nos antojan cosas diferentes y exóticas en la cama como a ti. ¿Sorprendido? ¿Es ésta una novedad? Bueno. Sigue leyendo. Puedes preguntarle cuál es su fantasía más recurrente, la que quiera hacer que nunca se haya atrevido, y el lugar ideal para llevarla a cabo. Tal vez te la dirá, tal vez no. Por vergüenza o prejuicios. Insiste o dile que la escriba en un papel y la deje en una “caja de deseos”. Tú podrás leerla y ponerla en práctica el día en que menos la espere.

2. Dile que se arregle muy bien porque le tienes preparada una sorpresa. Sin que ella se dé cuenta (y si es posible) véndale los ojos con una mascada suave cuando estén a punto de llegar, llévala a su restaurante favorito. Allí, en el momento menos esperado, comienza a hablar de manera erótica con ella. Puedes decirle lo que le vas a hacer una vez que lleguen a casa, las formas en que lo harás, y cómo te encantaría tenerla en ese momento allí mismo. La idea con ello es erotizarla y ofrecerle una sensación distinta ligada al sentido del gusto y al sexo. ¡Le encantará!

3. Disfrázate. A las mujeres también nos gusta ver a nuestro hombre vestido de las galas fetiches más inusuales: marinero, bombero, militar, policía o médico son algunos de los personajes que están en la fantasía femenina. Claro, intenta comprar un disfraz que efectivamente lo parezca o uno original. En caso contrario, lo único que lograrás será la risa involuntaria de tu mujer. ¡Lo que queremos es que se erotice contigo y no se ría de ti!

4. Compra un juego erótico en una sex shop. Colócalo en un sitio al que ella tenga acceso desde el primer momento en que llega a casa. Y escribe algún mensaje. Espérala en la recámara con algún bóxer sexy y entonces ¡comiencen el juego! Intenta comprar algunos que no requieran mil horas para ser jugados. Hoy en día existe una gama muy amplia de estos en las tiendas eróticas.

5. Ducha sexual. Podría ser más erótico si ocurre al revés, pero ¿por qué no cambiar los roles por un momento? Espérala en casa, en la ducha. Intenta colocar algunas velas aromáticas o algún aceite esencial con un aroma que le guste a ella. Cuando llegue, llámala desde el baño y entonces cuando te vea quítale poco a poco sus ropas, quítale lo sorprendida con besos y métela a la ducha. ¡Esto la pondrá más que caliente y jamás lo olvidará!

6. Envíale sms durante el día. Que sean eróticos (sin caer demasiado en lo vulgar), sencillos y que le adviertan de lo que quieres hacer con ella en ese momento o de lo que harás una vez que se encuentren en casa o en otro sitio. Puedes citarla en un hotel por ejemplo. Tener estos mensajes de complicidad y además imaginar lo que deberá responderte o cómo reaccionará a todo eso que sentirá le encantará.

7. Cuando llegue del trabajo espérala desnudo en casa y hazle el amor en los lugares más inesperados. Puede ser, por ejemplo, el jardín, la cocina, el baño, un pasillo, las escaleras, el sillón de la sala o en el balcón. Háganlo parados o de una forma que no lo realicen de manera común. Esta sorpresa la hará tener multiorgasmos. Si hay algo que odiamos las mujeres en el sexo es la rutina.

8. Envíale un arreglo floral luego de una noche apasionada. No importa que no haya ninguna fecha importante o especial para celebrar. Envíale algo que la haga sentir especial luego de una noche de sexo intenso. Hazle piropos sexuales y dile que eres muy afortunado de tener a una mujer como ella a tu lado. Sin duda, caerá rendida a tus pies.

9. Invítala al cine. Colóquense en la parte trasera de éste, donde casi no hay ojos mirones de lo que ustedes hacen. En el medio de la película comienza a acariciar sus genitales, e introduce un dedo. Siente cómo se moja de vez en vez y dile que por nada del mundo haga ruidos. Será difícil pero al mismo tiempo excitante para ambos. Si pueden y no hay moros en la costa, tenga sexo en el cine. ¡Un regalo dulce y erótico para ella que ni en la mejor dulcería podrán encontrar!

10. No hay mejor sorpresa que conocer verdaderamente el cuerpo de tu mujer. Pregúntale qué quiere, qué siente e intenten aprender entre los dos lo que a ella la motiva para tener sexo. Que te intereses en lo que siente es de por sí ya una sorpresa. Ahora, con lo que ella te diga y lo que aprendas, pon manos en la piel… literalmente.

Advertisements
This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s