>Padres de Sobeida Félix rompen el silencio

>
Los padres de Sobeida Félix Morel, compañera sentimental del puertorriqueño José Figueroa Agosto “Junior Cápsula”, viven en medio de la pobreza en un anexo de un modesto apartamento en el proyecto la Unión de Sosúa, en la provincia norteña de Puerto Plata, construido por el Estado para personas de escasos recursos económicos.

El inmueble donde radican Pedro Pablo Félix “El Pato”, de 82 años, y Juana Morel, de 78, tiene una pequeña sala donde sólo hay un viejo televisor encima de una rústica mesita, dos sillas plásticas y una pequeña mecedora de hierro.

Félix dijo que después que su hija fue puesta en libertad condicional por la jueza Roxanna Vásquez, pasó por el apartamento por algunos minutos y luego se dirigió a su comunidad natal de Joba, en el municipio de Gaspar Hernández, en la contigua provincia de Espaillat, para participar en una “hora santa” dedicada a una persona conocida que había fallecido.

“Después de ahí no hemos vuelto a saber más de ella porque desapareció”, dijo a periodistas, incluido el corresponsal de la agencia Inter News Service (INS), el padre de la joven de 31 años, que ha ganado fama internacional por su relación con el presunto narcotraficante boricua considerado como el “Pablo Escobar Gaviria” del Caribe por el poder que alcanzó.

El anexo del apartamento cuenta también con otro pequeño espacio que separa la sala del desordenado cuarto dotado de una estrecha cama, donde antes de echarse a dormir cada noche rezan a Dios para que su hija salga bien del embrollo en el que está involucrada, cuenta Félix.

Doña Juana Morel, que sufrió una trombosis hace tres años que le produjo una parálisis de sus extremidades inferiores que la obligan a estar sentada o acostada todo el tiempo, requiere de la ayuda de otras personas para moverse.

Al momento del encuentro de don Pedro Pablo con los periodistas, su esposa se hallaba en otro lugar para evitar que el alboroto pudiera “alterar” su reposo.

Morel relató que antes de destaparse la relación de Sobeida con el presunto narco boricua, capturado el pasado sábado en la calle Loíza de Santurce, en la capital de Puerto Rico, su hija los visitaba cada tres meses y en ocasiones duraba más tiempo sin ir a verlos.

Sobeida nunca tuvo que ver con la alimentación ni el cuidado de su madre y su padre, ya que esos gastos son pagados por sus hijas Dora, Mary, Altagracia y Daysi Félix Morel, ésta última apresada en Puerto Rico cuando Figueroa Agosto fue a llevarla al aeropuerto internacional “Luis Muñoz Marín”, en Isla Verde, para trasladarse a Suiza, donde reside.

Pedro Pablo Félix resaltó que sus hijas radicadas en Suiza viven con “hombres millonarios” que las tienen como verdaderas “doñas”, en referencia a la elevada situación social que han adquirido.

Subrayó que también tiene otra hija que reside en Suiza, de nombre Yuberkis, y otra identificada como Lila, que vive en Santo Domingo junto a sus hijos Ercilio (Papolo) y Moreno Félix Morel.

Félix recordó que anteriormente vivía con su esposa en el municipio de Gaspar Hernández y hace algunos años sus hijas que viven en Suiza, les compraron el apartamento donde ahora residen.

Sostuvo que Sobeida se mudó a Santo Domingo cuando tenía 16 años y un año después se fue a residir a Suiza con sus hermanas, pero tres años después regresó al país donde conoció a Figueroa Agosto.

Explicó que en los días que su hija desapareció, luego de ser puesta en libertad bajo fianza, los organismos de seguridad dispusieron una discreta vigilancia a su humilde vivienda, la cual estaba a cargo de mujeres.

La vida de pobreza de sus padres contrasta con la que de Sobeida Félix Morel llevaba en la capital dominicana, Santo Domingo, donde tenía a su nombre los apartamentos, 15-B y 14-B, en los que compartía junto a Figueroa Agosto, valuados en $605,000 y $592,000, respectivamente, en el complejo de habitacional de lujo Alco Paradiso.

Cuando las autoridades dominicanas la arrestaron por su relación con Figueroa Agosto, le ocuparon una todoterreno con $4.6 millones.

Félix Morel se hallaba fugitiva desde noviembre de 2009, cuando se saltó la fianza que le habían fijado los tribunales dominicanos.

El octogenario sostiene que se siente muy triste y espera que su hija pueda demostrar que su única relación con Figueroa Agosto es sentimental y que no sabe nada de sus acciones ilícitas que le atribuyen con el narcotráfico.

Félix dijo que es “un verdadero cristiano” y todas las noches ora y le pide a Dios que ayude a su hija a demostrar su inocencia para que pueda salir en libertad para que cuide a sus hijos de 6 y 8 años que dejó abandonados tras desaparecer, y los cuales no cesan de llorar y preguntar por ella.

Los vecinos de los padres de Sobeida Félix Morel dicen que los millones de “Junior Cápsula” parece que no llegaron a esa casa porque la situación en la que viven no es la mejor.

Advertisements
This entry was posted in noticias. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s