>La mala audición crea conflictos

>

I ncomunicación. Irritabilidad. Rechazo. Son conflictos que pueden ocurrir como resultado de pérdida auditiva, parcial o total, según lo asegura Adriana Perret Gentile, terapista del lenguaje, quien aseguró que el origen de la falla de ese sentido puede ir desde defectos de nacimiento, hasta un iPod e incluso una vuvuzela.

“Hay diferentes causas; generalmente son de nacimiento. Puede ocurrir la pérdida auditiva también durante la infancia, por otitis y distintas infecciones a nivel del oído medio que son capaces de producir pérdida temporal o permanente de la audición”.

La especialista comenta que a escala mundial tres de cada mil niños nacen con problemas auditivos de severos a profundos. En el caso de los adolescentes, Perret Gentile, quien además es coordinadora del Servicio de Audiología de la cadena Locatel, explica que “puede ser causada por uso de reproductores mp3, iPods, por escuchar música a muy alto volumen. Esa exposición a sonidos fuertes causa trauma acústico”.

En jóvenes y adultos, el origen de algún defecto auditivo puede venir por exposición a ruidos en el trabajo o en sus hobbies (disparos, música alta, ruido industrial, etc.).

Pero sin importar el origen, la terapista del lenguaje precisa que toda pérdida auditiva “causa pérdida de concentración, pérdida de la capacidad de estar alerta. Genera fatiga, tensión, irritabilidad porque no se es comprendido. La persona queda más expuesta a riesgos, sufre de problemas de memoria y de aprendizaje. En niños afecta su aprendizaje de lenguaje. Y hay quienes pueden rechazar a una persona que no escuche bien”.

El oído humano puede soportar un máximo de 85 a 100 decibeles: “Eso depende también de la exposición al ruido. Si estás expuesto durante muchas horas a ruidos por encima de esos decibelios el oído va a quedar afectado”, asegura Perret Gentile. Comenta que las vuvuzelas, muy usadas durante los juegos del Mundial de Fútbol en Suráfrica, son capaces de producir un ruido de hasta 127 decibeles. “La turbina de un avión en marcha produce cerca de 120 decibelios; despegando llega hasta 130”, compara.

Chequeo obligatorio

La terapista del lenguaje su- giere chequeo regular de la audición, desde edad neonatal; durante la infancia, en edad escolar y en la adolescencia “especialmente si hay historial familiar con pérdida auditiva. De ser así hay que hacerse un chequeo anual”, precisa. A los padres sugiere vigilar el volumen con el que sus hijos escuchan música en sus re productores digitales portátiles.

Advertisements
This entry was posted in salud. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s