>Barbacid abre otra vía de tratamiento para combatir el cáncer de pulmón

>

Un grupo de investigadores españoles, liderado por Mariano Barbacid, ha abierto una nueva posible vía de tratamiento para el cáncer de pulmón, el segundo más frecuente en España.

En concreto, este grupo del Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO), ha demostrado que al inhibir en este tipo de tumores la enzima Cdk4, una quinasa implicada en el ciclo celular, se ocasiona la muerte selectiva de las células cancerosas.

Los resultados tienen que ser reproducidos en ensayos clínicos

Gracias a estos resultados, “pronto” se pondrán en marcha ensayos clínicos para probar el efecto de inhibidores de Cdk4 en cánceres de pulmón, tumor cuya supervivencia a cinco años no alcanza el 15%.

No obstante, ha señalado Barbacid en la nota de prensa del CNIO, “los tumores utilizados en este trabajo científico son menos agresivos que los tumores que suelen presentar los pacientes de cáncer de pulmón”.

Por tanto, ha continuado, “es muy probable que para poder observar un efecto terapéutico con los inhibidores de CdK4 en ensayos clínicos sea necesario combinarlos con otras terapias“.

Quizá sea necesario combinarlo con otras terapiasEl estudio se publica en la revista Cancer Cell y constata que eliminar la enzima Cdk4 causa la muerte de células tumorales de pulmón portadoras del gen mutado K-Ras, un oncogén que causa el 25% de los adenocarcinomas de pulmón.

Así, el equipo de Barbacid ha descrito en ratones de laboratorio cómo la eliminación de la citada enzima por métodos de manipulación genética causa una senescencia (envejecimiento) inmediata en las células tumorales que no permite el subsiguiente desarrollo del tumor.

Por el contrario, la eliminación de la enzima Cdk4 no causa ningún daño a las células normales del pulmón.

Una vez establecida esta “inesperada conexión” entre el oncogén K-Ras y la enzima Cdk4, el grupo de investigadores probó el efecto antitumoral de un inhibidor selectivo de Cdk4 desarrollado por la multinacional Pfizer.

“Al igual que sucedía con la eliminación por métodos de manipulación genética de la enzima Cdk4, su inhibición farmacológica también tenía un efecto anti-tumoral muy pronunciado, si bien no completo”, según el estudio.

Sin éxito en otros tumores

Curiosamente, ha relatado Barbacid, este inhibidor ya ha sido probado sin éxito en ensayos clínicos contra linfomas y tumores de mama.

Ninguno de estos tumores es portador de oncogenes K-Ras, un hecho que muy posiblemente explique su falta de actividad clínica.

No obstante, este trabajo, para el que se han invertido cuatro años. Barbacid ha insistidoque es importante se entienda que estos resultados tienen que ser ahora reproducidos en ensayos clínicos y que no se deben de “dar falsas esperanzas a nadie”.

Advertisements
This entry was posted in salud. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s