>Las 3D sacarán a la luz problemas oculares desconocidos hasta el momento

>

Con la popularización de la tecnología 3D en los cines y en el hogar muchos usuarios se preguntan qué efectos secundarios puede tener el uso de este nuevo sistema de entretenimiento. Mareos, dolor de cabeza o visión doble son algunos de los síntomas que pueden presentar los aficionados al cine tras salir de una película.

Si los menores están dentro de un desarrollo normal, por qué no iban a poder ver imágenes en 3DSin embargo, según el Colegio Nacional de Ópticos-Optometristas estos problemas no se deben a un efecto perjudicial de la tecnología sino a problemas latentes que las 3D están “ayudando” a sacar a la luz. Cuestiona además que pueda ser perjudicial para los menores de siete años como apuntaron empresas como Nintendo o Samsung.

“Me parece un poco exagerado, si los menores están dentro de un desarrollo normal por qué no iban a poder ver imágenes en 3D. Lo bueno que tiene esta nueva moda de ver cosas en 3D es que todos podemos ser conscientes de un problema que desconocíamos y además, ponerle nombre, porque sólo detectábamos dolores de cabeza”, responde el miembro del Colegio Nacional de Ópticos-Optometristas.

Lo que intenta la tecnología 3D es que, con una imagen plana, se tenga una visión estereoscópica. Lo que hace es emitir dos tipos de fuentes luminosas con una pequeña discrepancia similar a la que se tendría en condiciones normales. Esto se produce porque la tecnología disocia una imagen de otra y trata de que el cerebro las perciba separadas, para conseguir esto se utilizan las gafas especiales.

La nueva tecnología ayuda a sacar a luz estos problemas desconocidos, pero latentesLo que hacen estas gafas es discriminar qué parte de la pantalla se quiere que ver de una manera y qué parte de otra, algo totalmente predecible siempre que el usuario tenga una visión estereoscópica normal. “Pero esto no siempre es así“, explica Enrique Orellana, miembro del Colegio Nacional de Ópticos-Optometristas.

Las personas con ambliopía, u ojo vago, tienen una agudeza visual disminuida en un ojo y por tanto han perdido la condición de estereopsis al igual que las que tienen un solo oído han perdido su capacidad estereofónica. Si su agudeza visual es muy baja, no se pueden beneficiar de los efectos de la visión en 3D.

Sin embargo, hay otros casos menos evidentes y que se consideran más graves al no ser evidentes a simple vista. “Hay casos más graves desde nuestro punto de vista, puedes tener una visión estereoscópica normal, pero porque haces el esfuerzo diario de tenerla. Es decir, los ojos intentan compensar con la musculatura algunos pequeños defectos. Se puede estar forzando los músculos durante toda la vida para tener la visión estereoscópica que los ojos necesitan”, afirma Orellana.

El núcleo de población que sufre en alguna medida esta disfunción no es precisamente pequeño, algunos estudios apuntan a que podría afectar del 4% al 10% de la población mundial. “Incluso más”, apunta Orellana. “Es difícil de precisar porque mucha gente no es consciente de que tiene estas forias”. Una foria es lo mismo que un estrabismo, pero en este último caso los músculos del ojo no pueden hacer el esfuerzo y llevarlos a su sitio porque la desviación es superior, incluso se puede observar físicamente. En cambio la foria no, pero el esfuerzo a la hora de compensar la desviación puede desembocar en estrabismo.

Entre un 4 y un 10% de la población mundial sufren forias“El análisis de visión estereoscópica es tan importante en niños o en mayores porque si siguen forzando pueden acabar convirtiendo un problema latente en algo manifiesto, que nadie sabia que existía y se puede hacer evidente en condiciones de estrés o cansancio”, dice Orellana.

Así, Orellana, descarta que el abuso pueda agravar este problema por una sencilla razón, estás personas son incapaces de aguantar delante de una película que se emita en tres dimensiones.

“Estas personas no pueden abusar de las 3D. Si tienes un problema de visión binocular latente, te pones las gafas y tu mundo se hace imposible, ves todo doble y el cerebro no puede admitirlo”, afirma.

Finalmente, desde un punto de vista de consumo y no sanitario Orellana lanza una advertencia a los exhibidores que, por regla general, no advierten de que un importante núcleo de población es incapaz de disfrutar de las 3D. “Es conveniente que la gente que emite 3D avise de estos posibles porque tienen una cierta responsabilidad. La advertencia no estaría de más, ya que entregan las gafas con el pañito deberían advertir que no todo el mundo puede ver en 3D, aunque no haya peligro para la salud”, finaliza

Advertisements
This entry was posted in salud. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s