>Adelgazar y no volver a engordar es posible siguiendo varias consignas

>

Adelgazar de forma saludable y duradera no es fácil, pero tampoco imposible. La clave está en cambiar los hábitos de alimentación, para reducir nuestra ingesta calórica, al tiempo que incrementamos el gasto, aumentando la actividad física. Aquí respondemos a cinco preguntas clave sobre el adelgazamiento seguro.

¿Es verdad que comer la fruta después de la comida engorda? El aporte calórico de la fruta, en general bastante bajo, no varía en función del momento del día en el que se consume. En muchas dietas de adelgazamiento se aconseja empezar la comida por la fruta, pero es porque es una forma de llenarse el estómago con pocas calorías y así hacer una comida más ligera. Comer fruta entre horas es una buena práctica, ya que permite aguantar mejor los periodos de ayuno entre dos comidas principales.

¿Es posible adelgazar con los batidos y demás productos sustitutos de comida? Los batidos son muy poco nutritivos y su aporte energético es tan escaso que sólo deberían consumirse ocasionalmente y no son la mejor opción para perder peso, pues no ayuda a adquirir buenos hábitos dietéticos.

¿Engordamos si dejamos de fumar? Es verdad que muchas personas (aunque no todas) ganan peso al dejar de fumar. Son varias las razones. De entrada, mientras se fuma, el organismo utiliza entre 300 y 400 calorías al día para eliminar las sustancias tóxicas que contiene el tabaco, lo que significa que comiendo lo mismo, simplemente por dejar de fumar, el gasto energético disminuye. Para mantener el peso es necesario buscar otras alternativas para quemar esas calorías y evitar que se transformen en kilos de más; es decir incrementar la actividad física. Por otra parte, al dejar de fumar se recupera el gusto y el olfato, lo que incrementa el apetito.

Además, se tiende a sustituir el cigarrillo por “picoteo” de alimentos ricos en calorías. Una dieta a base de frutas y verduras no es la solución ya que se pierde mucho peso en poco tiempo y el organismo se adapta a periodos de carestía de tal forma que cada vez es más difícil perder peso y en cuanto aumente un poco la ingesta calórica recuperara el peso con más facilidad. Estamos hablando del temido “efecto yo-yo”. Un especialista podrá diseñar una dieta que le permita perder peso poco a poco.

Dicen que hay que beber mucho líquido pero, ¿qué alternativas hay al agua? Durante una dieta de adelgazamiento además de perder masa grasa y algo de masa muscular, también se pueden perder líquidos. La hidratación es muy importante por eso no hay que dejar de beber líquidos, se recomienda un mínimo de 1,5 litros diarios. Por otro lado, la ingesta de líquidos, sobre todo entre comidas, da más sensación de plenitud (el estómago lleno).

El mejor líquido es el agua, pero nos podemos “cansar” de beber tanta agua. Alternativas de líquidos saludables que pueden ayudar en la pérdida de peso son el café, leche desnatada, las infusiones, el gazpacho o los zumos. La fruta y las verduras también aportan líquidos, lo que hay que evitar son las bebidas alcohólicas, que tienen un aporte calórico alto. En el caso de las bebidas destiladas hablamos de calorías vacías, sin ningún interés nutricional. ).

Es distinto el caso de las bebidas fermentadas, como el vino y la cerveza, su ingesta en una dieta es más aceptable por su menor contenido energético, con lo que un consumo ocasional y en pequeñas cantidades podría ser admisible. Y, claro, siempre está la posibilidad de optar por la cerveza sin alcohol. Los refrescos están también entre los alimentos prescritos un refresco puede contener el equivalente a 7 azucarillos. Los refrescos sin azúcar pueden ser una opción, pero no es aconsejable abusar de ellos para evitar el efecto suma en el consumo de edulcorantes.

¿Es posible hacer dieta cuando se come fuera de casa? Es más complicado, pero sí hay posibilidades, teniendo en cuenta cuatro consignas:
– En el menú, da prioridad a preparaciones al horno o a la plancha.
– Otra posibilidad es tomar un solo plato.
– Elegir como guarnición verduras o ensaladas, y olvidarse de las patatas fritas.
– Aprovechar la cena para compensar los excesos de la comida

Advertisements
This entry was posted in salud. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s