>Cifras y bodas: ¿Qué edad elegimos para casarnos?

>
Esa es la edad media de las parejas que, en España, se dan a día de hoy el ‘si quiero’, ya sea por la Iglesia, en un juzgado, o en una ceremonia civil entre personas del mismo sexo. Esto al menos es lo que se desprende del informe realizado por Ifema, con datos del Instituto Nacional de Estadística, con motivo del salón nupcial Madrid Novias, celebrado el pasado mes de mayo. Unos datos que revelan que, los jóvenes, aunque más tarde que antes, siguen pensando en casarse, y la gran mayoría no descarta formalizar antes o después su relación de pareja pasando por la vicaria.

Eso sí, los motivos varían, y no siempre son exclusivamente por amor: aunque tres de cuatro españoles declaran casarse absolutamente enamorados, uno de cada tres entrevistados se muestra partidario del matrimonio por considerarlo positivo para la estabilidad de la pareja, mientras que el 16,7% lo hace porque piensan tener hijos o porque cree que a la larga evita problemas. Entre las tres razones menos mencionadas: las ventajas económicas (10,1%), las creencias religiosas (7,8%) o las ventajas fiscales (7,2%).

En lo que respecta a las áreas geográficas, las comunidades en las que más veces se repitió a lo largo de 2008 el ‘sí quiero’ fueron Andalucía, Cataluña y Madrid, que es, además, la provincia en la que resulta más caro casarse. Y es que a la hora de hablar de lo que nos gastamos a la hora de organizar la boda, las cifras varían, especialmente en épocas de inestabilidad económica (el informe estima que aunque nos seguimos casando igual, ahora el presupuesto es casi un 11 porciento más bajo que hace unos años): una boda con unos cien invitados se traduce en un gasto de unos 11.000 a 26.000 euros, de los cuales la gran mayoría van destinados a organizar el banquete (el precio del menú puede alcanzar los 110 euros por invitado) y el look de la novia: el traje de nuestros sueños no suele bajar de los 700 euros, a los que hay que sumar el maquillaje, ramo y peinado (a menos que los diseñemos en casa), lo que eleva la cantidad total a unos 2.000 euros. La luna de miel, muchas veces financiada mediante la lista de bodas, no suele bajar tampoco de los 1.800 euros, convirtiéndose en el tercer factor más ‘caro’ del presupuesto nupcial.

Advertisements
This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s