>El día que Miley ‘mató’ a Hanna Montana las niñas dejaron de querer ser princesas

>
El pasado domingo, Rock in Rio veía actuar a Miley Cyrus, que como Hannah Montana había hecho felices a millones de niñas a base de edulcoradas canciones y recatados modelos. Un perfecto plan familiar, una jornada inocente, casi como un paseo por Disneylandia para tirarle de las orejas a Mickey.

Pero el Mickey del escenario no era un ratón, sino un gato. Movimientos sensuales. Piernas interminables. Bailes tórridos. ¿Qué es esto? En los adultos, división de opiniones. En las crías, no: Hannah no mola, ahora quiero ser como Miley. Rockera. Atrevida. Mayor. Y bailar con chicos como Bisbal.

A sus 17 años, la hija de Billy Ray es una mujer. En La última canción, su última película, apenas canta: enamorarse, pelearse y reconciliarse a base de besos, esperando que nazcan unas tortuguitas, le roba demasiado tiempo. Hasta se echó de novio en la vida real a Liam Hemsworth, su compañero en la película. Miley mató a la estrella infantil.

Se hacen mayores

No es la primera. Como las tortuguitas de la cinta, más de una pizpireta criatura de Hollywood ha roto el cascarón. Emma Watson, estrella de la saga Harry Potter y ex víctima del acné, ya tiene 19 años y es la actriz mejor pagada de la industria (cobró 25 millones de euros en 2009) y duda sobre si seguir actuando: de momento, asiste a la estadounidense Universidad de Brown.

Otras, en cambio, lo tienen muy claro. Dakota Fanning, 16 años, sigue rodando y se atreve con escenas subidas de tono: en The Runaways, su último filme, mantiene una relación sentimental con otra ex niña, Kristen Stewart. Adiós a la diminuta cría de Yo soy Sam o La guerra de los mundos.

La lista es amplia, e incluye a las que probablemente serán las actrices estrella de los próximos años. Recuerden a Abigail Breslin, la entrañable Pequeña Miss Sunshine, quien a sus 14 años empieza a hacerse mayor: en Bienvenidos a Zombieland daba síntomas de adolescencia. Anna Sophia Robb, otra criatura Disney, presente en Charlie y la fábrica de chocolate o La montaña embrujada, es una bella púber que, camino de los 17, rueda con Dennis Quaid y Helen Hunt. Y, por último, Emma Roberts: ex estrella infantil y sobrina de Julia, es ya una de las actrices más cotizadas de la próxima generación.

Criaturas catódicas

Las rivales televisivas de Cyrus también cumplen años. Selena Gómez (17 años), rostro habitual en productos Disney, protagoniza Monte Carlo, una comedia romántica donde tiene como productora, nada más y nada menos, que a Nicole Kidman. Demi Lovato (17 años) –también cantante y actriz, y novia (¿o ex novia?) de Joe, uno de los Jonas Brothers– recorre el mundo con sus conciertos y está pendiente del estreno de Camp Rock 2. Dentro de poco, las dos serán presencias frecuentes en la gran pantalla.

Advertisements
This entry was posted in espectaculos. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s